SUFLÉ DE HELADO CON MERENGUE

SUFLÉ - ALASKA FLAMBE o SUFLE DE HELADO CON MERENGUE como prefieras llamarlo Un postre caliente y a la vez frio que hizo furor en los 80 al 90 Caliente por fuera y fresquíbiris por dentro, es básicamente un helado cubierto con merengue que mágicamente se tuesta en el horno sin que el interior se derrita que los comensales ochenteros que alucinaban en colores con semejante milagro de la física. No había nada más fantástico que terminar una comida de tiros largos con este postre.Lo importante es usar un buen helado, porque al fin y al cabo el merengue y el bizcocho no aportan mucho sabor. Yo he usado un helado de fresa casero y otro de limón, pero puedes ponerle el que mas os guste En las instrucciones he puesto el método de ensamblaje que queda más lucido, pero si pasas de moldes y líos puedes hacerlo al revés, empezando por la base de bizcocho abajo del todo y colocando el helado encima. Ingredientes Para 8 personas 1,5 l de helado (1 o 2 sabores) 1 plancha de bizcocho (o un paquete de bizcochos de soletilla o incluso sobaos,mas fácil sin nada)esto es opcional mi cuñado lo hizo una vez solo helado en barra y el merengue y con un plato de loza a cuenta de bandeja Opcional: fruta en almíbar, frutos secos o mermelada Merengue italiano Para el almíbar 100 ml de agua 100 g de azúcar 2 cucharadas de licor (al gusto) 150 g de azúcar 50 g de agua 3 claras de huevo 4 gotas de zumo de limón 1 pizca de sal Preparación Poner el agua y el azúcar en un cazo, y dejar hervir durante 8 minutos aproximadamente. Si tienes termómetro estará listo cuando alcance la temperatura de 110º. Si no tienes, verás que está listo cuando coja el punto de bola (empieza a espesar). Retirar del fuego y reservar. Si tienes una máquina que monte las claras sin tener que estar pendiente, es conveniente que las montes mientras haces este almíbar. Montar las claras en un bol, con el zumo de limón, y la sal. Sin dejar de batir, ir incorporando el almíbar caliente. Si se te ha enfriado, caliéntalo unos segundos en el microondas. Seguir batiendo hasta que esté muy duro y brillante; el merengue estará templado Forrar por dentro un molde semicircular (o por ejemplo, un bol grande o ensaladera) con film plástico. Poner el helado en el molde sin dejar huecos y alisando la parte superior (si está demasiado duro, dejar descongelar unos minutos a temperatura ambiente). Si se quiere, repartir el helado en dos o incluso tres capas de diferentes sabores, e intercalar frutas en almíbar, mermelada o frutos secos entre ellas. Tapar el molde con film y guardar en el congelador mientras preparamos la base de bizcocho. Calentar en un cazo el agua con el azúcar hasta que éste se disuelva y el almíbar espese muy ligeramente. Dejar que se temple y añadir el licor. Si no quieres usar alcohol utiliza sólo almíbar o zumo de fruta. Recortar el bizcocho al tamaño del molde. Humedecer la parte superior del bizcocho con el almíbar. Sacar el molde con helado del congelador. Voltear el bizcocho (dejar su parte inferior mirando hacia arriba) y colocarlo sobre el helado, presionando suavemente. Volver a tapar todo y a reservar en el congelador al menos media hora. Precalentar el horno a 250 ºC, con calor arriba y abajo. Montar las claras con una pizquita de sal en un recipiente muy limpio, sin mota de grasa. Cuando estén esponjosas, añadir el azúcar glas y volver a batir con las varillas hasta conseguir un merengue duro y brillante. Sacar el molde del congelador, destaparlo y voltear sobre una bandeja de horno o fuente fría cubierta con papel vegetal. Sacar el molde hacia arriba, quitar la capa de film que estaba entre él y el helado e ir repartiendo con una cuchara el merengue sobre el helado. Dejar una capa de al menos 2 centímetros de grosor por todos lados. Espolvorear con azúcar glas y meter al horno en la parte central. Dejar que el merengue se tueste levemente (unos 5 minutos), sacar y servir inmediatamente

Responder a esta publicación

Este sitio utiliza cookies y otras tecnologías de seguimiento para diferenciar entre equipos individuales, configuraciones de servicio personalizadas, fines analíticos y estadísticos, y personalización de contenido y publicación de anuncios. Este sitio también puede contener cookies de terceros. Si continúa utilizando el sitio, asumimos que coincide con la configuración actual, pero puede cambiarla en cualquier momento. Más información aquí: Política de Privacidad y Cookies