Receta bizcocho amarmolado casero

Buenos días, os pongo el bizcocho que hicimos anoche mi hija y yo. Amasado en la MC. Ella encontró una receta de bizcocho amarmolado, pero tuve que improvisar y modificarla, porque no tenía todos los ingredientes. En la receta original llevaba 150 gr de chocolate en polvo, pero yo tenía Nesquik y solo 100, así que completé la receta con Nocilla. Y también 150 de margarina, que cambié por 100 de margarina y 50 de mantequilla. Tiene un delicioso sabor a avellanas? Edito para poner la receta con mi adaptación personal. En la que encontró mi hija, no había mantequilla, sino que todo era margarina y tampoco había crema de avellanas, sino que había 140 g de cacao (mitad dulce, mitad fuerte)

Receta Ingredientes

  • 150 g de azúcar
  • 3 huevos
  • una pizca de sal
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • 100 g de margarina vegetal y 50 de mantequilla
  • 150 g harina de trigo
  • 1 sobre de levadura
  • 100 de cacao soluble y 40 gr. de crema de avellanas, tipo Nocilla o Nutella.

Preparación

  1. Precalentar el horno a 160
  2. Poner en el vaso la mariposa y agregar el azúcar, los huevos y la pizca de sal. 3 minutos, temperatura 37º, velocidad 3.
  3. Agregar el azúcar vainillado, la margarina, la mantequilla, la harina tamizada con la levadura. 1 minuto velocidad 3, sin temperatura.
  4. Echar la mitad de la mezcla en el molde, engrasado con margarina, reservando dentro del vaso la otra mitad. Añadir al vaso todo el cacao y la crema de avellanas y mezclar 30 seg velocidad 3.
  5. Añadir la mezcla de chocolate al molde, encima de la otra y presionar un poquito para que mezclen un poco.
  6. Hornear a 160 durante 45 minutos, sin abrir el horno. Pasado el tiempo lo pinchamos con un palillo.
  7. Apagar el horno y conectar el grill, durante unos 5 minutos.
  8. Estos últimos 5 minutos permiten que con el calor que conserva la placa inferior se acabe de hacer, sin quemarse, mientras se acaba de dorar por el otro lado.
  9. Desmoldamos y ponemos a enfriar sobre una rejilla.

Ya sabéis que los hornos parece que tienen vida propia. Yo tengo unos hornos que tienen unos añetes, y aunque en todas las recetas la gente habla de 180 grados, en mis hornos, los bizcochos se quemarían por abajo. Pero cada cual, conocerá su horno y sabrá si ha de poner otra temperatura.

Responder a esta publicación

Este sitio utiliza cookies y otras tecnologías de seguimiento para diferenciar entre equipos individuales, configuraciones de servicio personalizadas, fines analíticos y estadísticos, y personalización de contenido y publicación de anuncios. Este sitio también puede contener cookies de terceros. Si continúa utilizando el sitio, asumimos que coincide con la configuración actual, pero puede cambiarla en cualquier momento. Más información aquí: Política de Privacidad y Cookies