Plantas para las quemaduras, heridas o dermatitis

Plantas para las quemaduras

Una quemadura es la lesión o descomposición de un tejido orgánico, producida por calor (por ejemplo el fuego), sustancias cáusticas, corrosivas o a temperaturas elevadas, o por efecto de la electricidad o las radiaciones.

Las quemaduras se clasifican según la profundidad de la lesión: las de primer grado afectan solamente a la capa superficial, y el eritema o enrojecimiento que producen en la piel subyacente suele curar sin dejar secuelas.

Las quemaduras de segundo grado afectan a la epidermis; producen una separación serosa entre ésta y la capa basal en forma de ampollas, y suelen cicatrizar después de un tiempo sin excesivas complicaciones. Por su parte, las quemaduras de tercer grado producen una destrucción total de todas las capas de la piel; según él área mayor o menor que abarca la lesión puede curar espontáneamente o producir graves shock’s, ya que a través de la superficie quemada se pierde plasma, proteínas y otras sustancias esenciales en el organismo; además, esa zona queda expuesta a la entrada de gérmenes, y por tanto a importantes infecciones que pueden desembocar en la muerte.

La fitoterapia aporta algunas plantas muy eficaces en quemaduras de hasta segundo grado, y de acción fundamentalmente emoliente, cicatrizante y antiinflamatoria:

HipéricoAntiinflamatorio, estimulante de la epitelización.LlanténAntiséptico, cicatrizante, antiinflamatorio.RicinoEmoliente, cicatrizante.TiloEmoliente, antiinflamatorio.OlivoEmoliente, adecuado en quemaduras y úlceras de la piel.Otras plantas compatibles: Caléndula, Consuelda mayor

Plantas para las heridas y úlceras

Las heridas y úlceras son lesiones cutáneas en las cuales la piel pierde su continuidad, es decir, se produce una ruptura en su revestimiento. A diferencia de las heridas, que tienen un origen traumático, las úlceras se producen por varias causas, tales como factores agresivos (ejemplo de los ácidos en la úlcera de estómago y duodenal), compresión continuada de una zona de la piel (úlcera por posición decúbito en largas convalecencias), o mal estado de los vasos sanguíneos (úlcera varicosa). Todas las úlceras manifiestan una necrosis o pérdida de sustancia, con desintegración gradual de los tejidos y escasa tendencia a la cicatrización espontánea.

En los tratamientos fitoterápicos para heridas y úlceras de la piel, se recurre sobre todo a plantas con acción cicatrizante y antiséptica; si los tejidos están necrosados (la piel está muerta) también son útiles las plantas de efectos astringentes. La aplicación se realiza en forma de lavados con la infusión o decocción; si la lesión está infectada o abierta y tarda en cicatrizar se aconseja utilizar entonces compresas o cataplasmas.

AloeExcelente cicatrizante, muy eficaz en cualquier tipo de quemadurasAgrimoniaCicatrizante muy eficaz en heridas y úlceras de cicatrización lenta.AliariaCicatrizante, revitalizante de la piel.Centaura menorCicatrizante.DigitalCicatrizante muy eficaz.HipéricoEstimula la regeneración de la piel, reduce la reacción inflamatoria alrededor de la lesión.Manzanilla romanaCicatrizante, emoliente, antiséptico.MilenramaCicatrizante, antiséptico, antiinflamatorio, muy eficaz en úlceras y heridas.RomeroCicatrizante y antiséptico muy eficaz en úlceras y heridas.Otras plantas compatibles: Salicaria, Acedera, Berro, Cardo santo, Caléndula

Plantas para la dermatitis

La dermatitis, también denominada eccema, es la definición general de cualquier proceso inflamatorio de la piel. Afectan a la dermis y secundariamente a la epidermis. Se manifiesta en forma de placas erimatosas, vesículas, y exudados o descamados; se produce por variados factores internos o externos, por ejemplo ante la presencia de tóxicos, productos químicos, agentes patógenos, hongos, parásitos, toxinas en la sangre que se eliminan por la piel, alergias, etc.

En fitoterapia se recurre a plantas de acción emoliente, cicatrizante, antiséptica, antiinflamatoria y nutritiva en lo que respecta a las aplicaciones locales (compresas o cataplasmas); en cuanto su aplicación interna, se utilizan plantas fundamentalmente de acción depurativa de la sangre.

AloeEmoliente, cicatrizante, aumenta las defensas.Diente de leónDepurativo, laxante, evita la autointoxicación por estreñimiento.FumariaEvita las erupciones y eccemas, y la autointoxicación por putrefacción intestinal.Manzanilla romanaAntiséptico, antiinflamatorio.MilenramaCicatrizante, antiséptico, antiinflamatorio.Ortiga mayorEmoliente, útil en las afecciones crónicas de la piel.RicinoEmoliente, cicatrizante.ZanahoriaEmoliente, vitamínico para la piel.Otras plantas compatibles: Berro, Cardencha, Pensamiento, Roble, Salicaria, Saponaria.

Plantas para los abscesos y forúnculos

Un absceso es una acumulación de pus en una cavidad de la piel cuyos tejidos han quedado destruidos. Por su parte, un forúnculo es la infección de un folículo piloso, es decir, de la glándula que produce el sebo en la raíz de un pelo; está causado por un germen estafilicoco, que forma precisamente el pus o absceso. En fitoterapia se recurre a plantas con acción cicatrizante y antiséptica; se aplican en forma de cataplasmas, con objeto de madurar el absceso o forúnculo para expulsar el pus y regenerar los tejidos.

AlholvaFacilita el drenaje y limpieza de la piel.ColCicatrizante, antiséptico, vulnerario.MilenramaEficaz cicatrizante y antiséptico en abscesos y forúnculos.ZarzaEficaz cicatrizante de úlceras, abscesos y forúnculos.Otras plantas compatibles: Azucena, Cincoenrama, Equinácea, Higuera, Yuca

Naureduca

Responder a esta publicación

Este sitio utiliza cookies y otras tecnologías de seguimiento para diferenciar entre equipos individuales, configuraciones de servicio personalizadas, fines analíticos y estadísticos, y personalización de contenido y publicación de anuncios. Este sitio también puede contener cookies de terceros. Si continúa utilizando el sitio, asumimos que coincide con la configuración actual, pero puede cambiarla en cualquier momento. Más información aquí: Política de Privacidad y Cookies